La nueva acrrera espacial a cargo de empresas privadas

0
364

Extracto de Donweb News

Con la mirada puesta en Marte, la empresa de Elon Musk planea conquistar el planeta rojo con sus novedosas capsulas Red Dragon; a la aventura también se suman Blue Origin de Jeff Bezos y la firma Boeing.

A Elon Musk se lo considera uno de los emprendedores más importante del mundo y no es para menos. Este diligente empresario del sector tecnológico, lleva una ajetreada vida luego de haber vendido su compañía primogénita, Paypal, por la que cobró una gran fortuna.

Lejos de retirarse en un largo descanso, optó por desdoblar esfuerzos e ideas en una serie de empresas que llevan la innovación tecnológica en su ADN.  Tesla fue solo la primera de dicha aventura corporativa, una compañía que se dedica a crear autos eléctrico que, si bien hoy son bastante comunes en el mercado, Tesla fue la punta de lanza que preparó el terreno para un presente lleno de autos a batería.

Luego, el incansable Elon Musk, en su recorrido empresarial, fundó SpaceX, una compañía que tiene como objetivo la exploración espacial, cuestión que siempre había estado a cargo del estado. En manos de esta empresa privada se proyecta la llegada a Marte en unos cuantos años y otros desarrollos de importancia.

Musk parece un niño curioso cuando se lo propone; lejos de conformarse con estos dos emprendimientos, también es el responsable del desarrollo conceptual del Hyperloop, un tren que podrá recorrer amplios trayectos a velocidades increíbles.

También es el responsable de Neuralink, una empresa de desarrollo de robots con inteligencia artificial y de The Boring Company que fabricará túneles especiales para lidiar con el atestado trafico de las grandes urbes.

Si bien la aventura de Musk parece interminable, en este artículo nos centraremos en un capitulo central en su vida de emprendedor: la exploración espacial.

Hacia el espacio y más allá

Quienes tienen más de 30 años recordaran los despegues del transbordador espacial de la NASA desde Cabo Cañaveral. Aquella cuenta regresiva hasta que los propulsores principales se encendían era un espectáculo en sí mismo.

Con la retirada del programa del transbordador, la NASA dejó un espacio a cubrir en la carrera espacial: actualmente dicha institución no posee un reemplazo viable para continuar con su recorrido más allá del horizonte.

La primera compañía en meterse de lleno en dicho rubro fue SpaceX, una iniciativa que pretende colonizar Marte en un futuro cercano. Sus planes anunciados a principios 2016, contemplaban llegar a Marte en 2018 con la nave no tripulada llamada Red Dragon.

Los modelos de nave espacial de esta categoría, que ha diseñado la compañía, están siendo preparados para aterrizar en cualquier lugar del sistema solar, al igual que se emplean actualmente para llevar provisiones a la Estación Espacial Internacional. Posteriormente a finales de 2016 ha sido cuando se ha puesto fecha para que la primera persona pueda poner los pies en Marte y según los planes previstos será en el año 2022.

Según datos oficiales, la cápsula llegará al planeta rojo impulsada por el cohete Falcon Heavy y se espera que lleve equipos que permitan buscar indicios de vida tanto en la actualidad como en tiempos pasados, evaluar la habitabilidad del subsuelo, comprender el clima del planeta a través de la recolección de hielo y examinar los peligros del polvo y el hielo, entre otras cosas.

Red Dragon incluye ocho motores llamados SuperDraco que se encenderán en el momen……


Autor Franco Rivero
Lee la nota completa en Donweb News

Dejar respuesta