Descubre las funciones del benchmarking y cómo aplicarlo a tu negocio

0
34

Extracto de Email Marketing efectivo. EnvialoSimple.com by Donweb

El 2020 aceleró la transformación digital que ya se estaba dando en las empresas y favoreció el surgimiento de startups y negocios online. Esto ha hecho que la atención de los clientes en la web, esté cada vez más dividida y que captarla sea uno de los grandes desafíos de los negocios. 

Por eso, ofrecer contenido innovador, adaptarse a las novedades y mejorar tanto la oferta como las soluciones propuestas son algunas de las maneras de mantenerse en un escenario con tanta competencia. Así es como surge el proceso del benchmarking, como un recurso para analizar los errores y aciertos de otras empresas del mismo segmento para extraer ideas aplicables a la realidad de una determinada organización. 

Hoy te contamos de qué se trata el benchmarking y cómo puedes aplicarlo a tu empresa o negocio. 

 

¿Qué es y para qué sirve el benchmarking?

Aún cuando no lo hayas conocido con ese nombre, probablemente sepas de qué estamos hablando cuando leas de qué se trata el benchmarking. Es un proceso continuo que se realiza desde hace muchísimo tiempo en todo tipo de negocios y consiste en tomar como referencia los productos, servicios o procesos de trabajo de las empresas líderes, que se encuentren en el mismo rubro que tú para compararlos con los de tu propia empresa y posteriormente realizar mejoras e implementarlas.

Básicamente, se trata de realizar una comparación con tu competencia para analizar cómo puedes adaptarte para que tu negocio sea el elegido. Por supuesto, esto no implica copiar lo que está haciendo tu competencia, sino aprender qué están haciendo los líderes para implementarlo en tu empresa añadiéndole mejoras. 

 

¿Cuáles son los tipos de benchmarking?

El benchmarking no sólo se puede aplicar con respecto a otras empresas sino que existen diferentes tipos de benchmarking: competitivo, interno y funcional. El objetivo común de los tres es ayudar a los managers a mirar hacia fuera de sus departamentos, de sus organizaciones, hacia su competencia o hacia otros sectores en las que hay compañías que son las mejores en su clase. Principalmente, existen tres tipos de benchmarking:

 

 

– Benchmarking competitivo

 

El benchmarking competitivo se trata de identificar los productos y servicios y procesos de trabajo de los competidores directos a una organización. Su propósito es  identificar información específica acerca de los productos, los procesos y los resultados comerciales de tus competidores directos, y compararlos con los de tu organización.

Algunas variables que puedes tener en cuenta a la hora de comparar son:

* Propuesta de valor

* Impacto social, ambiental y económico

* Tamaño del mercado: unidades por mes, semana o año.

* Principales dificultades dado el entorno.

* Principales oportunidades.

Es uno de los tipos más complejos de llevar a cabo debido ……


Autor Marketing Donweb
Lee la nota completa en Email Marketing efectivo. EnvialoSimple.com by Donweb

Dejar respuesta