Siete formas en que el internet de las cosas cambia nuestro trabajo.

0
93

Extracto de NETUY

 alt=Siete formas en que el internet de las cosas cambia nuestro trabajo.

Las empresas se encuentran en mitad de una transformación hacia un modelo cada vez más inteligente, donde prima la productividad pero también el respeto al medio ambiente y la cultura empresarial. Ahora el instrumento básico es un ordenador con acceso a internet, pero poco a poco se van introduciendo otros objetos conectados a la Red que ayudan a aumentar la productividad de las compañías. El internet de las cosas es el punto de inflexión que está influyendo en aspectos tan distintos como la gestión de datos, la creación de nuevos modelos de negocio y el acceso a la conexión en lugares remotos. Los expertos recuerdan que “es importante entender que la conectividad ya no tiene que ver solo con ordenadores e impresoras, sino con un ecosistema complejo capaz de convertir objetos en servicios inteligentes”. Repasamos siete formas en que el internet de las cosas cambia los negocios.

Conecta máquinas

La característica básica que define al internet de las cosas es que conecta los objetos a internet y esto hace posible que también se comuniquen entre ellos. Su objetivo es conectar y comunicar miles de dispositivos para aprovechar al máximo sus aplicaciones. El internet de las cosas permite hacer una gestión eficiente de la comunicación, tanto entre las máquinas como entre las personas, lo que conlleva una gran reducción de costes para las empresas. La mitad de las compañías consultadas en el Barómetro Vodafone IoT que ya están utilizando esta tecnología han visto cómo sus costes se reducen en un 20%. Y esta tendencia no ha hecho más que empezar. En los próximos tres años, según la consultora tecnológica Gartner, tendremos cerca de 21.000 millones de aparatos conectados a internet, y las compañías están en disposición de invertir unos 250.000 millones de dólares al año en esta tecnología, según Boston Consulting Group. “El resultado es un cambio radical de la forma de trabajar, optimizando las operaciones y alcanzando un nuevo estadio de eficiencia”, según explica Alberto Martínez, director general de Lantek.

Mejores/más datos

Esta hiperconexión tiene como consecuencia un gran tráfico de datos. La información que comparten las máquinas debe ser almacenada, procesada y analizada con potentes programas que serán capaces de ejecutar acciones de forma automatizada o simplemente de ayudar a los profesionales a tomar decisiones importantes para sus negocios. “Las empresas tendrán acceso a una enorme cantidad de información que generarán todos estos dispositivos conectados”, explica a HBR Mary J. Cronin, profesora del Boston College. “Esa información debe analizarse para comprender mejor las tendencias y el comportamiento de los clientes. Las empresas deben utilizar los datos de la IoT como parte de su planificación para seguir siendo competitivas y ofrecer nuevos servicios y productos innovadores”.

Mejora la productividad de la empresa (gracias, de nuevo, a los datos)

La información que recogen los dispositivos inteligentes permite, entre otras cosas, obtener mejores resultados en menos tiempo. La empresa puede hacer un seguimiento conjunto de todos los elementos que tenga conectados a internet. Cuando cada herramienta y dispositivo está conectado a un sistema centralizado, es mucho más fácil de mane……


Autor Luciana Bonaglia
Lee la nota completa en NETUY

Dejar respuesta