Consejos para elegir el socio ideal en tu negocio

0
21

Extracto de Donweb News

Cómo encontrar un aliado que sea afín a tus valores y objetivos, aunque con conocimientos y habilidades complementarias y no idénticas a las tuyas. Tips para dar en la tecla o acercarse al blanco lo más posible.

Mires hacia donde mires (con ojos de emprendedor) notarás que muchos están acompañados. No se trata de una tendencia ni de la simple condición humana de sociabilizar, sino que lo conveniente para aquel que emprende, como también para los que ya tienen una empresa, es que encuentren su media naranja en los negocios, con quien podrán sacarle el jugo a cada oportunidad.

El mundo de los negocios tiene muchas subidas y bajadas. A causa de la inestabilidad de este camino se hace tan necesario encontrar una o más personas con las cuales asociarse para aunar fuerzas, complementar conocimientos y potenciar lo que está funcionando, como también las nuevas ideas.

Quienes están asociados hablarán de su convenio como el de un matrimonio porque en ambos casos existen instancias de amor platónico, a veces odio repentino, celos, envidias, sobreprotección, desatenciones y descuidos, la celebración por la llegada de nuevos proyectos, el fastidio de estar cuidándolos, el cansancio por hacer que crezcan, la alegría por los logros y la frustración por todo lo que podrían hacer pero no han hecho.

Como sabemos, no es sencillo encontrar al socio ideal. En lo que sigue compartimos algunos consejos a tener en cuenta a la hora de buscar a un par para tu negocio.

¿Qué aspectos buscás de un socio?

Es interesante comenzar notando que ambos deben elegirse. La razón por la que generalmente se da esa sincronía es porque el o los otros tienen algo que vos necesitás y viceversa. Veamos puntualmente cómo llegar a esto.

Complementos: Elegir un socio implica reconocer cuáles son nuestras debilidades y saber verlo como fortaleza en otros. Aquel que te acompañe como socio debería complementarte, como vos también a él.

Nada parecido a la amistad: Si bien podés elegir un amigo como socio, lo cual no es del todo recomendable, debería quedar establecido antes que nada que a la hora de los negocios se habla de intereses y no de aprecio. Lo mismo sucede para quienes se asocian como su pareja, estén o no casados. Te invitamos a leer esta nota de DonWeb donde hablamos en detalle al respecto.

Comunicación al poder: No tener los mismos puntos de vista es muy diferente a tener distintos objetivos. Si serán socios, al menos, deberán congeniar que tiran el carro para el mismo lado y eso requiere tener una buena comunicación, inclusive cuando no estén de acuerdo.

La sociedad en los papeles: Quien emprenden precisa buscar alguien que sea un complemento en capacidad y conocimiento, y esta gestión se puede llevar adelante de palabra por un tiempo. Pero, al igual que los noviazgos (una vez más la referencia al matrimonio) tiene fecha de vencimiento porque en algún momento hay que pasar al siguiente nivel y formalizarlo. Sobre todo cuando hay intereses monetarios de por medio y se empiezan a percibir ganancias, como responsabilidades sobre las pérdidas, las sociedades tienen que formalizarse. Lo ideal es investigar qué tipo de sociedad es la conveniente para tu empresa o emprendimiento.

Plazos para observar la escena: Continuando con esta idea, es conveniente establecer con tu socio un plazo en el cual hay que revisar hasta dónde llegaron juntos y qué lograron. Los expertos recomiendan un plazo de un año para los emprendedores, de al menos dos años para las empresas, y de diez años para las compañías globales. Esta ……


Autor Uriel Bederman
Lee la nota completa en Donweb News

Dejar respuesta